viernes, 13 de junio de 2008


La participación en la mejora de la calidad, cosa de "todos"


Una de las herramientas básicas para que una empresa mejore es la basada en la participación de las personas, pues bien, en este artículo intentaremos ver qué cosas pueden influir en dicha participación, no olvidemos que somos humanos, y que la capacidad de motivar es una de las claves del éxito...

¿Qué es la Calidad Total?:
Garantizar la mejora continua de todas las operaciones y actividades de la organización, con la participación de todas las personas.

Compromiso de la Dirección, algo necesario:
La Dirección deberá adquirir compromisos serios y sinceros hacia la filosofía que se emana de los programas de “calidad total” que deberían ser:
- Efectivos
- Explícitos
- Demostrables

Dificultades previsibles (de mas a menos):
+ - Resistencia a cambios en el equipo directivo
- La dirección no sabe “escuchar”
- Sobrecarga de trabajo (esfuerzo inicial)
- Creación de un ambiente adecuado, que potencie los hábitos y la cultura de la calidad total
- Fijarse unas fechas de puesta en marcha demasiado cortas
- Existencia de un “rechazo” entre las personas de todo lo que venga de Dirección
- Diálogo difícil con los sindicatos
- - No integración de las personas con los objetivos de la empresa

Cambios en los hábitos del personal:
- Hacerlo bien a la primera
- Tener espíritu de mejora y de superación
- Practicar el trabajo en equipo
- Integración de sus objetivos con los de la empresa
- Tener conciencia de “formación”

La motivación humana aplicada al mundo del trabajo:













La pirámide de las necesidades de Maslow:




El concepto de Sinergia:
Un grupo de personas con un alto nivel de “sinergia” potencia, favorece y estimula la creatividad individual.
En la nueva cultura de la calidad:
- Genios solitarios NO



- Genios solidarios SI



Nuevos “papeles” en la empresa:
El trabajador del siglo XXI tiene:
- Necesidades diferentes
- Necesidad de enriquecer su trabajo diario
- Necesidad de formación y reciclaje
Además quiere:
- Tener presencia activa en las decisiones
- Mas riqueza en su trabajo
- Mas responsabilidad
- Opinar
- Ser escuchado
- Percibir que profesionalmente es escuchado

La “Puerta Mágica”:
En ocasiones habréis tenido la experiencia de tener algún compañero de trabajo que se caracterizaba por ser brillante, imaginativo, creativo...pero que cuando cruza la puerta de la empresa se transforma en una persona sin iniciativa, con pocas ideas...
¿Creéis que la “puerta” es la culpable?
Generalmente no, las estructuras de las organizaciones continúan excesivamente rígidas y jerarquizadas...Es necesario aprovechar toda la “inteligencia” de la empresa, gestionar el “Saber hacer” de todas las personas, dándoles la oportunidad de escuchar y ser escuchados, y sino, ¿qué piensa mas? ¿un cerebro o 100 cerebros?



Y, ¿qué hacemos con los directivos?
El hecho de que se promueva la presentación de ideas y sugerencias por parte de los empleados, puede hacer que los directivos tengan el sentimiento de que han perdido parte de sus “competencias”, incluso, parte de su “PODER”...



Al dar participación no se pierde poder,



porque se genera mas poder en la organización



Los nuevos papeles de la organización:



Bueno, como siempre os digo, espero que este artículo os haya servido de ayuda, aunque como siempre os digo, si queréis que os ayudemos en la implantación de este tipo de metodologías os podemos informar dirigiéndoos a nosotros a través de e.trobada@gmail.com , muchas gracias y un saludo.


Fdo.: Rubén Bagüés Vicente


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes dejar tu comentario, gracias.